¿Quiénes somos?

Tampico-Madero-Cd. Victoria, Tamaulipas, Mexico
Centro Nacional de Capacitación y Educación para la Prevención, Tratamiento y Cuidado del VIH/Sida

¡Bienvenidos!

México

Hora actual en
Mexico City, México

Espacio de Intercambio de Información, para Promover la Asistencia y Atención Médica en Instituciones de Salud y Asociaciones Civiles de Respuesta al Sida, con Marco de Lineamientos en Derechos Humanos.

Así como Promover, Difundir y Aplicar los Programas que las Instituciones Públicas y Privadas, Nacionales e Internacionales, y que Favorezca la Restitución, Atención y Tratamiento de las Personas con VIH/Sida.

Fortaleciendo así la Capacidad Médica Integral.

miércoles, 18 de abril de 2018

La Inyección de Anticuerpos de Acción Prolongada Protege a los Monos contra el Virus tipo VIH

Esto prepara el escenario para un ensayo humano temprano de tales inyecciones de anticuerpos para su uso como profilaxis previa a la exposición (PrEP) contra el VIH.

Una sola inyección de un par de anticuerpos neutralizantes genéticamente modificados de acción prolongada protegió a los monos macacos Rhesus contra la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana simia (SHIV), un virus similar al VIH creado por el hombre y creado con fines de investigación.

Publicando sus hallazgos en Nature Medicine, los científicos introdujeron mutaciones genéticas en dos anticuerpos ampliamente neutralizantes contra el VIH, 3BNC117 y 10-1074.

Esta modificación tenía la intención de extender la vida media de los anticuerpos y, por lo tanto, la duración de su eficacia en la prevención de la infección.

Los científicos dieron infusiones individuales de uno de los dos anticuerpos -las versiones modificadas se conocían como 3BNC117-LS y 10-1074-LS- a macacos Rhesus y luego expusieron a los animales a SHIV semanalmente.

Los animales que recibieron el anticuerpo 10-1074-LS contrajeron SHIV después de una mediana de 27 semanas y un rango de 18 a 37 semanas.

Los que recibieron 3BNC117-LS se infectaron después de una mediana de 17 semanas y un rango de 11 a 23 semanas.

El último anticuerpo tuvo una vida media más corta que el anterior.

En comparación, los monos que recibieron una infusión de placebo se infectaron después de una mediana de tres semanas.

Los investigadores también combinaron ambos anticuerpos e inyectaron seis monos por vía subcutánea (debajo de la piel, en lugar de transfundidos en una vena) con un tercio de la dosis utilizada para las infusiones.

Este método protegió a los animales de exposiciones semanales de SHIV durante una mediana de 20 semanas.

Ya se está llevando a cabo un ensayo clínico de Fase I de 3BNC117-LS entre humanos.




Website Nature Medicine:

Website Clinical Trial:

Programa de Mensajes de Texto Falla para Mejorar el Éxito del Tratamiento del VIH

Tanto si las personas recibieron o no la intervención basada en mensajes de texto, terminaron con la misma tasa de supresión viral en un estudio reciente.

Un esfuerzo para aumentar la tasa de supresión total del VIH a través de una intervención basada en mensajes de texto llamada Connect4Care fracasó en un estudio reciente de un año, informa el Asesor de Enfermedades Infecciosas.

Publicando sus hallazgos en Enfermedades Infecciosas Clínicas, los investigadores reclutaron a 230 personas con VIH y las asignaron al azar a uno de dos grupos.

Un total de 116 de ellos recibieron tres mensajes de texto semanalmente, y 114 de ellos no.

Todos los participantes recibieron un recordatorio 48 horas antes de una cita de atención primaria, un mensaje de texto mensual en el que se les pedía que confirmaran su participación en el estudio y las llamadas de registro tres y nueve meses después del estudio.

Doce meses después del estudio, el 48.8 por ciento de los que recibieron la intervención de mensajes de texto y el 45.8 por ciento de los que no tuvieron una carga viral completamente suprimida.

La diferencia entre estas cifras no fue estadísticamente significativa, lo que significa que podría haberse debido al azar.

En las marcas de seis y 12 meses en el estudio, cualquier cambio en la tasa de supresión viral desde el punto de referencia fue insignificante en cada grupo.

La intervención de mensajes de texto tampoco afectó a la proporción de participantes que permanecieron en la atención médica del virus.

Sin embargo, hubo pruebas de que aquellos que se involucraron más con los mensajes de texto del estudio tenían más probabilidades de obtener buenos resultados en el tratamiento del VIH.




Website Infectious Disease Advisor:

Website Clinical Infectious Diseases:

Diagnóstico, Tratamiento y Supervivencia del Cáncer en Personas con VIH

Las personas VIH positivas con bajos recuentos de CD4 tienen una peor supervivencia después de un diagnóstico de cáncer.

Las personas que viven con el VIH pueden ser diagnosticadas con cáncer en una etapa más avanzada, sugiriendo que el VIH puede acelerar la progresión del cáncer, o pueden diagnosticarse antes, posiblemente reflejando un control de salud más consistente como resultado de la atención del VIH, según la investigación presentada en la 25ª Conferencia sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas (CROI 2018) el mes pasado en Boston.

Investigaciones previas han demostrado que las personas con VIH son más propensas a desarrollar varios tipos de cáncer, aunque para otros tipos no parece haber diferencia entre personas VIH-positivas y VIH-negativas.

El aumento del riesgo entre las personas con VIH es especialmente notable para los cánceres vinculados con virus como el cáncer cervical y anal (causado por el virus del papiloma humano), el cáncer de hígado (causado por la hepatitis B y C) y ciertos tipos de linfoma (asociados con Epstein-Barr virus).

Keri Calkins de la Universidad Johns Hopkins y sus colegas compararon los resultados entre personas VIH positivas con cáncer inscritas en la Cohorte Clínica de VIH de Johns Hopkins y la población general mayoritariamente VIH negativa representada en el programa de Vigilancia, Epidemiología y Resultados Finales (SEER) del Instituto Nacional del Cáncer.

Algunos estudios sugieren que las personas con VIH son diagnosticadas con cáncer más tarde, tienen menos probabilidades de recibir tratamiento y tienen una peor supervivencia que las personas VIH-negativas, pero los datos han sido inconsistentes.

Una mayor inmunosupresión puede resultar en un cáncer más agresivo y puede hacer que el tratamiento del cáncer sea menos tolerable, anotaron los investigadores como antecedentes.

Además, las personas con VIH tienen más probabilidades de tener factores de riesgo como fumar y Coinfecciones virales que afectan el riesgo y los resultados del cáncer.

Calkins y sus colegas compararon a 254 personas VIH positivas recientemente diagnosticadas con su primer cáncer (excluido el sarcoma de Kaposi) entre 1997 y 2014, y casi 1,9 millones de personas fueron diagnosticadas con primeros cánceres de los mismos tipos en SEER entre 2000 y 2014.

En la cohorte de Johns Hopkins, un poco más de dos tercios eran hombres, el 78 por ciento eran negros y la mediana de edad al momento del diagnóstico fue de 50.

Los cánceres más comunes fueron linfoma no Hodgkin (21 por ciento), cáncer de pulmón (17 por ciento), cáncer de hígado (9 por ciento), linfoma de Hodgkin (7 por ciento), cáncer de próstata (7 por ciento), cáncer de mama (6 por ciento) y anal cáncer (6 por ciento).

Las personas de la cohorte Johns Hopkins tenían una probabilidad sustancialmente mayor que las del programa SEER de ser diagnosticadas con cáncer localizado (30 por ciento versus 6 por ciento, respectivamente) después de ajustar por edad, sexo, raza, año de diagnóstico y tipo de cáncer.

El cáncer localizado generalmente indica que se encuentra en una etapa temprana, aunque algunos cánceres progresan lentamente y aún pueden ser localizados años después de que se desarrollan.

Del mismo modo, las posibilidades de tener cáncer mestastático que se había extendido a partes distantes del cuerpo también fueron mayores en el grupo VIH positivo (45 por ciento versus 9 por ciento, respectivamente).

La metástasis a distancia suele ser una indicación de cáncer en etapa tardía, aunque algunos cánceres progresan rápidamente y pueden diseminarse poco después de que se desarrollen.

En general, las personas de la cohorte de Johns Hopkins y los de SEER tenían una probabilidad similar de recibir cualquier tipo de tratamiento contra el cáncer (83 por ciento versus 87 por ciento, respectivamente).

Este sigue siendo el caso cuando se observa a las personas con recuentos de CD4 por debajo de 200 células / mm3, lo que indica una inmunosupresión grave.

Las personas VIH positivas con cáncer tuvieron una supervivencia general más corta, de 5,4 meses, que las de la población general dentro de los primeros cinco años después de un diagnóstico de cáncer, cuando se ajustaron por factores demográficos, año de diagnóstico y tipo de cáncer.

Sin embargo, la diferencia ya no fue estadísticamente significativa después de tener en cuenta la etapa y el tratamiento del cáncer.

La diferencia en la supervivencia fue más pronunciada, una reducción de 11,7 meses, entre las personas VIH positivas con un bajo recuento de CD4.

Esta diferencia fue menor (una reducción de 6,8 meses), pero siguió siendo significativa después de ajustar la etapa y el tratamiento del cáncer.

Cabe destacar que no hubo diferencias significativas en la supervivencia entre las personas VIH positivas con recuentos de CD4 superiores a 200 células / mm3, que es el caso de la mayoría de las personas que toman la terapia antirretroviral moderna.

"Las personas con VIH son más propensas a ser diagnosticadas con cáncer en etapas más tempranas que la población general de EE. UU.,

Sugiriendo que el VIH puede contribuir a una progresión más rápida y que la participación en la atención del VIH puede mejorar la detección temprana", concluyeron los investigadores.




Website Conference on Retroviruses and Opportunistic Infections (CROI 2018): http://www.croiconference.org/

¿Por qué los Negros con Tarifa de VIH no al Igual que los Blancos en el Tratamiento?

Según un estudio reciente, tal disparidad persiste incluso cuando el acceso a la atención del virus es igual. Incluso cuando las personas con VIH tienen igual acceso a la atención del virus, los blancos tienen una tasa más alta de tratamiento exitoso en comparación con sus homólogos negros.

Publicando sus hallazgos en AIDS Patient Care y STDs, los investigadores llevaron a cabo un estudio de 8.779 personas de raza negra y 7.836 individuos de raza blanca en el sistema de salud de la Administración de Veteranos (VA) que recibieron tratamiento antirretroviral contra el VIH durante 2013.

En comparación con los blancos en la cohorte de estudio, los negros eran más jóvenes, tenían recuentos de CD4 más bajos, más condiciones de salud además del VIH, una menor tasa de permanencia en la atención médica del virus y una peor adherencia al tratamiento.

El 15% de los afroamericanos y el 8% de los blancos tenían una carga viral incontrolada, lo que significa que, en general, los negros tenían 2,02 veces más probabilidades de carecer de un virus completamente suprimido en comparación con los blancos.

Luego, en su análisis, los investigadores controlaron progresivamente varios factores para ver cómo afectaba la disparidad en la tasa de supresión viral entre los negros en comparación con los blancos.

Controlar para el sitio clínico específico donde los individuos recibieron su cuidado redujo, o atenuó, la diferencia de 2.02 veces a 1.83 veces.

El control secuencial de la edad y las diversas características clínicas de los miembros de la cohorte del estudio, la retención en la atención médica y la adherencia al tratamiento del VIH atenuaron esta diferencia a 1.65 veces, 1.62 veces y 1.24 veces respectivamente.

Los autores del estudio concluyeron que el 51 por ciento de la diferencia en las tasas de supresión viral entre negros y blancos se debió a diferencias en la adherencia al tratamiento del VIH y el 26 por ciento se debió a diferencias relacionadas con los sitios específicos donde recibieron su atención médica.

"Dirigir los sitios de peor rendimiento para mejorar la calidad y enfocarse en mejorar la adherencia antirretroviral en pacientes negros puede ayudar a aliviar las disparidades en el control viral", concluyeron los investigadores.




Website EurekAlert!:

Website AIDS Patient Care and STDs:

Criminalizar la Exposición al VIH puede Conducir a más Transmisiones, no Menos

Un estudio canadiense encontró que algunos homosexuales y bisexuales sin VIH dijeron que el estatuto de criminalización los hacía menos propensos a querer hacerse la prueba.

Las leyes que penalizan la no revelación del estado serológico al VIH antes del sexo pueden contribuir a más transmisiones del virus, informa Avert.

Publicando sus hallazgos en PLoS ONE, investigadores canadienses reclutaron a 150 hombres VIH negativos que tienen sexo con hombres (HSH) en una clínica de atención primaria en Toronto entre septiembre de 2010 y junio de 2012.

A los hombres se les entregó un cuestionario de auto entrevistas asistido por computadora en el que se les preguntaba sobre sus preocupaciones sobre lo que entonces era la ley nacional que rige la divulgación del VIH.

Durante el período de estudio, la ley canadiense penalizó la no revelación del VIH a las parejas sexuales.

En 2012, este estatuto fue reescrito para aplicarse más específicamente solo a los encuentros sexuales que planteaban una "probabilidad realista de transmisión".

Entonces, si alguien con VIH usa un condón o tiene una carga viral completamente suprimida gracias al tratamiento antirretroviral, está protegido de este estatuto en Canadá.

Sin embargo, muchos estados americanos mantienen leyes similares a la ley canadiense original y no protegen contra el enjuiciamiento a quienes no divulgan su estado de VIH pero mitigan su riesgo de transmisión.

Nueve de las 124 personas incluidas en el análisis del estudio, o el 7 por ciento, dijeron que tenían menos o menos probabilidad de hacerse la prueba del VIH debido a su preocupación por ser procesadas de acuerdo con el estatuto de Canadá de no divulgación.

Los autores del estudio usaron modelos matemáticos para proyectar que una reducción del 7 por ciento en las pruebas del VIH impulsada por tales preocupaciones podría contribuir a un aumento del 18.5 por ciento en la transmisión del virus dentro de la comunidad.

Setenta y tres por ciento de este aumento sería impulsado por personas que habían contraído el VIH pero que evitaron hacerse la prueba del virus, evitando así la atención y el tratamiento, lo que a su vez reduciría el riesgo de transmisión.




Website Avert:

Website PLoS ONE:

Las Personas con VIH tienen más Probabilidades de tener Varias Otras Afecciones de Salud

En comparación con sus pares VIH-negativos, las personas VIH-positivas tienen mayores tasas de tratamiento para una serie de problemas de salud.

En comparación con sus pares VIH negativos, las personas VIH positivas tienen más probabilidades de haber recibido tratamiento para una larga lista de otras condiciones de salud, según un análisis de las bases de datos de seguros, informa Aidsmap.

Publicando sus hallazgos en The Journal of Infectious Diseases, los investigadores revisaron los reclamos de seguros de 2003 a 2013 de personas con VIH, incluidas 36,298 personas cubiertas por un seguro comercial, 26,246 cubiertas por Medicaid y 1,854 cubiertas por Medicare.

Las afecciones de salud más comunes para las cuales estas personas presentaron reclamos de seguro incluyeron presión arterial alta, lípidos sanguíneos altos, enfermedad endocrina (incluida la diabetes), diabetes y deterioro del riñón.

Los beneficiarios de Medicare tuvieron tasas más altas de estas afecciones, lo cual no es sorprendente dado que su edad promedio fue de 71.5 años, en comparación con 41.6 años entre aquellos con Medicaid y 42.2 años entre aquellos que tenían seguro privado.

Durante el período de estudio, las reclamaciones relacionadas con eventos de salud cardiovascular, altos niveles de lípidos en sangre y problemas renales aumentaron más del doble.

Los autores del estudio compararon los reclamos de seguro entre los miembros de la cohorte de estudio con VIH con controles pareados VIH-negativos extraídos de las mismas bases de datos.

Entre aquellos con seguro comercial, los individuos con VIH tenían más probabilidades que las personas VIH-negativas de haber recibido tratamiento para enfermedad cardiovascular, trombosis venosa profunda, presión arterial alta, virus de hepatitis C (VHC), insuficiencia renal, fractura ósea u osteoporosis, cáncer, enfermedad hepática y alcoholismo.

La base de datos de Medicaid reveló tendencias similares. Entre los que reciben Medicare, la trombosis venosa profunda, la insuficiencia renal y el cáncer son más comunes entre las personas que viven con el VIH que las que no tienen el virus.




Website Aidsmap:

Website The Journal of Infectious Diseases:

Descovy tiene Seguridad y Eficacia Comparables a Epzicom

En una prueba comparativa aleatorizada, aquellos que cambiaron de Epzicom a Descovy tuvieron una tasa comparable de supresión del VIH.

El reemplazo de Epzicom (Abacavir / Lamivudina) como componente de un régimen de tres medicamentos para el VIH con Descovy (Emtricitabina / Tenofovir Alafenamida) inhibe la eficacia del virus y es igualmente seguro para los huesos y los riñones, informa Contagion Live.

Publicando sus hallazgos en The Lancet HIV, los investigadores llevaron a cabo un ensayo aleatorizado, doble ciego, controlado no activo de la Fase III de adultos VIH-positivos reclutados en 79 sitios en 11 naciones de América del Norte y Europa.

Los participantes elegibles tenían una carga viral completamente suprimida y estaban tomando un régimen de tres medicamentos que contenía Epzicom.

El ensayo está en curso, pero para este documento publicado, los investigadores analizaron solo a los que se inscribieron entre junio de 2015 y mayo de 2016.

De las 501 personas, 280 se asignaron aleatoriamente para cambiar de Epzicom a Descovy, mientras que 276 permanecieron en Epzicom.

Todos los participantes continuaron tomando el mismo tercer medicamento.

Después de 48 semanas, 227 (90 por ciento) de aquellos en el grupo Descovy y 230 (93 por ciento) de los que estaban en el grupo Epzicom tenían una carga viral completamente suprimida.

Estas tasas estuvieron dentro del margen preestablecido del 10 por ciento para determinar si los regímenes no eran inferiores, en otras palabras, igualmente efectivos.

No hubo diferencias significativas entre los dos grupos en los cambios en la densidad mineral ósea de la columna lumbar y de la cadera.

Las pruebas también indicaron que los regímenes eran igualmente seguros para los riñones.

Un respectivo 12 (4 por ciento) y nueve (3 por ciento) de aquellos en los grupos Descovy y Epzicom suspendieron el tratamiento debido a eventos adversos de salud.

Tres personas experimentaron eventos adversos graves relacionados con el tratamiento, incluido uno con cólicos renales (dolor abdominal típicamente causado por cálculos renales) y uno con neutropenia (neutrófilos bajos en la sangre) en el grupo Descovy y uno con un ataque cardíaco en el grupo Epzicom.

No hubo muertes relacionadas con el tratamiento.

"En pacientes con supresión virológica", concluyeron los investigadores, "un régimen que contenga Tenofovir Alafenamida podría ser una alternativa a los que contienen Abacavir, sin preocuparse por la aparición de nuevas toxicidades renales u óseas o hiperlipidemia [lípidos sanguíneos altos]".




Website Contagion Live:

Website The Lancet: